Noticias 
 
 
fashion4
13/05/2018

Segovia, de Pueblo en Pueblo, Cantimpalos. Turismo por Segovia. Visitas guiadas por Segovia

Poblacion: 1421 Mujeres: 677 Hombres: 744 Superficie 26,3 Altitud: 905 Distancia de la capital:21 Ubicacion: La localidad de Cantimpalos está situada en la campiña segoviana a unos 20 kilómetros hacia el norte de la capital. Tiene unos 1.300 habitantes aproximadamente que hacen del lugar un pueblo tranquilo y apacible. Está cruzado de lado a lado de la localidad por un pequeño arroyuelo llamado “Papeles” que apenas tiene caudal. Estas características que se parecen a otras muchas de los pueblos de la península, no han impedido en ningún momento el desarrollo industrial a nivel de los tiempos modernos, es más, desde que se instaló como tradición la industria chacinera con gran desarrollo y consumo del embutido, Cantimpalos se ha desarrollado enormemente en cuanto a población y nivel de vida. De interés: Cantimpalos es el reino del embutido

 CANTIMPALOS - Historia

Su origen en la Historia surge, como en la mayoría de las poblaciones de la Extremadura castellana a partir de la repoblación de esta área durante el siglo XII.

Cantimpalos está documentada desde la primera mitad del siglo XIII ya que la primera constatación de su nombre data del 1 de Junio de 1.247, y aparece en un documento de distribución de rentas del Cabildo de la Catedral de Segovia, con el nombre de “Cam de palos”.

Por medio del libro de “Venta y Villazgo” que obra en poder del Archivo Municipal, sabemos que “en 1.627 Cantimpalos es enajenado por el Rey Felipe IV y comprado por 840 ducados por el Conde de Baños y Marques de Adrada, tentativa que de haber sido posible hubiera convertido el lugar en señorío jurisdiccional. 

Pero los vecinos acudieron al tanteo, realizando nuevas pujas, superando el precio tratado con dicho marques.” El precio de venta se realizo en función del número de vasallos y la extensión del pueblo. “Estimándose el lugar en 80 vecinos y tres cuartas de legua, en cuanto a término, resultó un precio de 4.762 ducados y medio.” Por esta venta, el Rey hacia merced a este lugar de eximirle y apartarle de la jurisdicción de la ciudad de Segovia, nombrándole “Villa de sí y sobre sí, desde ahora y para siempre”. Pasando desde ese momento de llamarse lugar a ser Villa de Cantimpalos.

Cantimpalos es el pueblo de la provincia que durante más tiempo en el siglo XX ha paseado el nombre de Segovia por muchos países, gracias a la fama conseguida por su industria chacinera. Sin embargo, por caprichos del destino es uno de los productos gastronómicos que más ha tardado en conseguir una certificación administrativa como es la denominación de origen o de calidad.

Gracias a esta industria chacinera y a la ganadería en general, Cantimpalos ha gozado de cierto nivel económico que ha mantenido estable su población y su volumen urbanístico. Destaca en este sentido su producción de chorizo, jamones, y la ganadería vacuna, unida a la porcina.

Su ubicación en una carretera secundaria que une otras dos con mucho más movimiento, como son la CL-601 y la CL-603 ha hecho que en los últimos años algunas industrias hayan optado por desplazarse fuera del casco urbano y hayan buscado mejores comunicaciones.

Cantimpalos encabeza la lista de pueblos de la provincia con mayor densidad de población, dada la pequeña extensión del término. Por el centro del casco urbano pasa el arroyo Papeles, que en épocas de muchas lluvias adquiere volúmenes importantes y provoca problemas dada la llanura que existe en este lugar del centro de la provincia. Durante muchos años ha acompañado a este cauce la peculiaridad de que, aunque de escasa importancia, no se secaba nunca. Se ocultaba en un arenal para luego volver a salir, como el río Guadiana. Para sortearlo, en el siglo pasado existió un puente de vigas de madera con cuatro ojos, que era utilizado por personas, carruajes y animales. A las afueras había dos fuentes que aportaban aguas de buena calidad. En todo caso muchas de las viviendas han dispuesto a menudo con pozos propios.

El nombre de este pueblo deriva de la evolución de Campo de Palos, sin que se sepa a ciencia cierta si este apellido procede de árboles que había en el término, o bien de un tal Pablo que pudo ser el repoblador de la zona. Cerca del pueblo existió una aldea con una docena de vecinos, que pudo dejar de habitarse en el XVII, a dos kilómetros al suroeste, en dirección a Los Huertos, y que se llamaba Pedrazuela.

Los cantimpalenses cuentan actualmente con un polideportivo cubierto, cuartel de Guardia Civil, farmacia, comercios, diversos bares y talleres, así como otros servicios de un pueblo mediano que supera los mil habitantes y que ha mantenido una trayectoria de población constante.

La localidad tiene en su centro urbano con la iglesia parroquial, dedicada a la Purísima Concepción. Rehabilitada recientemente, pertenece al gótico tardío. En su interior hay un espléndido retablo mayor de estilo rococó; además de una extraordinaria cruz procesional de plata, de época renacentista, realizada en Segovia en 1550, tal y como aparece en una cartela del brazo superior por el anverso.

Los vecinos celebran las fiestas patronales de la Inmaculada, en el mes de agosto, y otras de más reciente creación llamadas de la juventud --porque la organización corre a cargo de los jóvenes-- que celebran entre junio y julio. En éstas se nombra cada año a la guapa y al feo del pueblo. Además cada año, en el mes de mayo tiene lugar la feria del chorizo para ensalzar este producto gastronómico.